Carta de una paciente

Me defino como una persona optimista y feliz. Pero en una etapa de mi vida, me encontré en un bucle. Un momento en el que tenia pensamientos demasiado recurrentes, en el que no entendía por qué estaba ocurriendo la situación de mi alrededor. No me sentía en un estado extremo, pero sí que decidí pedir ayuda para entender qué estaba ocurriendo en mi vida, para poder avanzar, y así volver a recuperar mi alegría característica. Ahí fue cuando encontré a Piensa funcional o, mejor dicho, tuve la suerte de coincidir con Sonia.

Tenía sentimientos de soledad. Ganas de formar una familia. Pero, por el contrario, las relaciones con los chicos que iba conociendo a lo largo del tiempo, no avanzaban. Además, me encontraba bastante anclada con mi relación del pasado y no era capaz de soltar. Soy una mujer con defectos, pero también con muchas cosas buenas que ofrecer. Eso me llevaba siempre a plantearme la situación que me rodeaba, porque no la entendía. Ahí empezó nuestro trabajo.

Sonia me ayudó a conocerme a mi misma, y también a saber que la responsabilidad de lo que pasa a mi alrededor no es solamente mía. Soltar el peso de la culpabilidad para mi fue muy importante.

Quizá uno de los trabajos más relevantes que hicimos fue hacerme ver el motivo de algunas de mis actuaciones. Eso me hizo alucinar, porque siempre he creído conocerme a mi misma, pero se me pasaron por alto algunas cosas. Sonia me enseñó cuál es mi patrón respecto a estas situaciones, y entendí que esta casi obsesión, dominaba mi cerebro y por eso yo no podía controlar mis emociones. Y debía ponerme manos a la obra, porque yo sí que quería tener el control de mi vida.

Indagando por antiguas experiencias de mi vida, detectamos que el miedo siempre estaba presente en mi. Un patrón de actuación que yo misma no había sabido ver. Ahora venía lo más difícil, luchar contra este patrón.

Con el paso del tiempo, y con fuerza de voluntad, he entendido que yo soy merecedora del amor, he aprendido a tener gratitud por todo lo bonito vivido y soltar. Ya no tengo miedos, me siento fuerte, y se detectar como actúo yo y como actúan los demás conmigo. Tengo claro qué quiero.

Compartir estas sesiones de Piensa funcional ha sido una experiencia increíble. Sonia es muy profesional, muy formada, y sobretodo, es una mujer maravillosa. Analizar las situaciones de mi vida desde una visión científica me ha hecho aprender y crecer muchísimo. Me ha encantado su capacidad de detectar problemas con frases que yo decía sin darme cuenta, que para mí eran insignificantes, y resulta que significaban mucho.

Gracias Sonia por todo lo que me has enseñado, me siento muy feliz conectada conmigo misma. Valoro mi vida, me siento feliz con todo lo que he creado y, además, he empezado a crear junto a alguien.

No es un adiós, sino un hasta luego, porque volveré. Volveré porque a lo largo del camino de la vida siempre nos encontramos con obstáculos, y dejarme ayudar ha sido una gran decisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.